Juego de Tronos. 4a temporada.

 

game of thronesQue ésto no pare.

Fue una de las apuestas de mayor riesgo que ha tomado la HBO, pero visto el resultado, las críticas tan positivas y las masivas audiencias que la serie ha ido cosechando, la cadena por cable norteamericana acertó de pleno. Y vaya si acertó.

Y es que Game of Thrones se ha convertido ya en un referente dentro del mundo seriéfilo. Se estrenó en 2011 como una gran incógnita. Para el gran público se trataba de la adaptación de una saga fantástica que en lugar de convertirse en trilogía tomó la forma de serie de televisión. Pero no se trataba de una historia cualquiera, del mismo modo que no era producida por un canal cualquiera. Se presentó con un genial episodio piloto –que costó 10 millones de dólares- y al término de su primera temporada ya había convencido a un gran número de seguidores. Tras el flojo arranque de la segunda, la serie creció en envergadura y profundidad y nos brindo un gran final en la bahía del Aguasnegras. La tercera entrega no hizo más que confirmarla como la serie del momento, y no sólo para seguidores de las historias fantásticas, sino para públicos de todos los géneros. Entre escenas brillantes, grandes diálogos y personajes cambiantes se ha desarrollado esta cuarta temporada que ha concluido con un par de episodios geniales, como bien nos han acostumbrado los guionistas.

juego de tronos

El príncipe Oberyn y la reina Cersei.

Como viene siendo también habitual, personajes aparecerán y desaparecerán en estos diez episodios. Entre los recién llegados, destacar al carismático príncipe Oberyn que al mismo tiempo servirá a los guionistas para introducir una nueva familia en escena: los Martell. De hecho, ya se ha confirmado que la quinta temporada se rodará, en parte, en el sur de España donde se recreará precisamente el reino de Dorne, lugar donde los Martell están asentados.

Ésta cuarta temporada corresponde a la segunda mitad y final del tercer libro, aunque también se han ido introduciendo algunas tramas de los libros cuarto y quinto.

Comienzan los spoilers.

La cuarta entrega empezó con la boda roja todavía grabada en la retina del espectador y tan sólo en el segundo episodio el drama acudió a la llamada de las campanas de boda entre Joffrey y Margaery provocando un terremoto en Desembarco del Rey, marcando el desarrollo de la temporada y cambiando el destino de sus protagonistas. A partir de ese momento, las luchas internas de los Lannister llegarán más al extremo que nunca: Tyrion es acusado de regicidio y su hermana irá a por él sin miramientos ante la permisividad de su padre. Pero la sorpresa la da Jaime quién, cuando ha de postularse por un bando, decide ayudar a su hermano pequeño –o pequeño hermano- plantando cara a su padre y confirmando que su relación con Cersei no es la que era.

juego de tronos

Tyrion durante su juicio con su padre al fondo en el trono de hierro.

Jaime cambia en esta temporada y Tyrion también, aunque sobre todo observamos en él una acentuación de su odio hacia su familia. Y el origen de ello es Shae. Pudo soportar la ira de su hermana y el menosprecio de su padre –y anteriormente el capullismo de Joffrey- pero la traición de su enamorada es lo que le convertirá en asesino. Tras ser liberado por su hermano y antes de ser salvado por su inesperado aliado Varys, consuma su venganza contra Shae, quién ha roto su corazón, y contra Tywin, el director de orquestra de todas sus desdichas. Veremos qué le depara el futuro.

La situación ha quedado muy comprometida para Cersei de cara a la quinta entrega. Su padre era el líder político de los siete reinos y quién llevaba todos los asuntos de la familia. Pero tras su muerte, la desaparición de Joffrey  y el alejamiento de su hermano, la corte se ha convertido en un jardín de rosas con espinas personificadas en Margaery y su abuela, quienes lucharán por atraer a Tommen bajo su influencia.

juego de tronos

Daenerys junto a Missandei y sus tropas de Inmaculados.

Más allá de los muros de Desembarco del Rey, la historia sigue por un lado a la Khaleesi y su cruzada en la Bahía de los Esclavos, y por otro a los supervivientes de la familia Stark, cada uno por su lado enfrentándose a numerosas adversidades. En cuanto a Daenerys, la temporada empieza bien para ella, ganándose el sobrenombre de ‘Rompedora de cadenas’ al liberar a los esclavos de las ciudades dominadas por los amos. Pero parece haber llegado a un callejón sin salida: las ciudades no acaban de estar bajo su control y algunos esclavos no se sienten del todo confortables con su nueva situación. Además, sus dragones empiezan a ser incontrolables –encierra a los dos pequeños pero el más grande sigue libre y aterrorizando a la población- y ser Jorah, su secreto enamorado y hombre de confianza, es desterrado por traición.

Aunque es cierto que su presente ha mejorado desde la muerte de Drogo, su futuro y su obsesión de tomar el trono de hierro no parece asegurado.

juego de tronos

Petyr Baleish y Sansa en el Nido del Águila.

Un futuro tan incierto como el de los hijos de Ned y Catelyn. Y de golpe la mejor colocada parece ser Sansa, gracias a la oportuna reaparición de lord Baelish, que la rescata de la capital tras la boda púrpura, elimina a su tía Lysa –“sólo he amada a una mujer en toda mi vida. Tu hermana”– y los deja a ambos en una posición inmejorable en el Valle de Arryn.

Bran es quién vive la aventura más extraña, en un viaje más allá del muro motivado por la fe y por visiones sobre el cuervo de tres ojos. Al final de la temporada llega a su destino pero aún nos quedan dudas sobre la naturaleza de su misión. En este aspecto, la serie deberá acabar de explicar qué poderes ocultos están resurgiendo en el lejano norte. Y por cierto, no será por su conversación, pero qué bien me cae Hodor.

No menos problemas han tenido Jon y Arya. La guardia de la noche se encuentra en una situación dura, casi sin efectivos, asediado por norte y sur por los salvajes y con la amenaza de ‘los otros’ –no confundir con Lost– cada vez más presente. Jon, tras volver de su estancia entre el pueblo libre, se hace imprescindible entre sus hermanos juramentados y en baluarte de la defensa del muro. Aunque quién los salva a última hora es Stannis, cuyas intenciones reales aún no conocemos. Por su parte, Arya sigue atrapada en las mandíbulas de El Perro, que la lleva de un lado a otro a la espera de cobrar un rescate. Pero la joven lobo espera el momento propicio para escapar mientras sigue entrenando con su espada. Y ese momento se lo proporciona Brienne, que vence al pequeño de los Clegane tras un furioso combate y permite a Arya escapar y tachar a El Perro de su lista. La moneda que le dio su amigo Jaqen H’gar y el ‘valar morghulis’ –o ‘todos los hombres deben morir’, eslogan de la cuarta temporada- serán su pasaporte de salida.

juego de tronos

Debimos quedarnos en aquella cueva“, Ygritte y Jon.

Así que esta cuarta ha sido una entrega en la que las muertes de personajes protagonistas han seguido cayendo, en la que la imagen de la serie ha sido cruda y extrema en varias ocasiones –como en la muerte del príncipe Oberyn-  y en la que los personajes han sabido evolucionar pero al mismo tiempo nos han dejado un panorama lleno de incógnitas de cara a su futuro.

Qué larga se nos va a hacer la espera hasta el estreno de la siguiente temporada. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s