True detective

true detective

Estamos de enhorabuena.

En enero de 2014 HBO presentaba nueva ficción. Público y crítica esperaban con entusiasmo la nueva propuesta del prestigioso canal, y la verdad es que True Detective no ha decepcionado. De hecho, la audiencia de la serie no paró de crecer episodio tras episodio, marcando récord en el octavo y último capítulo de su primera temporada, e incluso colapsando el servicio de streaming de la cadena debido a la gran demanda de visionado.

Nic Pizzolato es el creador del producto. Escritor y guionista nacido en Luisiana –estado en el que se desarrolla la serie- era prácticamente desconocido hasta la fecha; su primera y única participación televisiva fue en The killing, otra producción del género para la que escribió algunos episodios. Por su parte, Cary Fukunaga ha sido el encargado de la dirección de los ocho capítulos y, del mismo modo que Pizzolato, había trabajado más bien poco hasta el momento de embarcarse en True Detective, tan sólo destaca en su filmografía el largometraje Jane Eyre en 2011.

Tras la aprobación del canal, nacía esta nueva serie surgida de la mente de Pizzolato y captada por el ojo de Fukunaga, en lo que suponía el retorno al género policíaco de HBO. Concebida con temporadas independientes entre sí  -como Black mirror– , la ficción ha dejado un inmejorable sabor de boca tras su primera entrega y ya se espera con entusiasmo la segunda. Tras el cierre de series tan potentes como Breaking bad o Dexter y con los finales próximos de Mad men, Sons of anarchy y Boardwalk empire, podemos respirar tranquilos, ya tenemos serie de referencia.

true detective cohle

Cohle en uno de los primeros fotogramas de la serie.

El argumento de la serie se centra en dos detectives de la policía estatal de Luisiana que se hacen cargo de la investigación de un asesinato: una joven aparece muerta al pie de un árbol, desnuda, atada de pies y manos y con una cornamenta de venado en la cabeza. Una escena macabra que desde el primer instante exprimirá toda la capacidad de análisis de Rustin Cohle –Matthew McConaughey-, detective recién llegado de Texas con una extraña e introvertida personalidad. El que será su compañero de investigación, Marty Hart –Woody Harrelson-, queda asqueado por la escena y sorprendido por la actitud extrañamente profesional de Rust.

Con este punto de partida arranca una ficción que, más allá de seguir la persecución sobre el autor del crimen, se sumergirá en las personalidades de los dos personajes protagonistas y en la relación de luces y sombras que se establece entre ellos. Enigmático, filosófico y de vuelta con el mundo, algo que entendemos al saber que es un padre que perdió a su hija, Cohle será quién llevará la voz cantante y quién marcará las pistas a seguir durante el procedimiento. Es un tipo pausado e inteligente, brillante en su trabajo por obsesivo, pero también asocial y lúgubre; una persona que si fuera nuestro compañero de trabajo, acabaríamos pensando de él “que tipo más extraño”. En cambio, Marty es el típico padre de familia americano y cristiano, o al menos así es como él se muestra en sociedad, vendiendo moralidad en su entorno familiar y de trabajo. Pero Cohle no se la compra, cala desde el primer episodio a una persona que es todo fachada, autocomplacencia e hipocresía.

En este sentido, hay un momento –tranquilos, el artículo no contiene spoilers– en el sexto episodio en el que Marty se queja de lo difícil que es tratar con él y lo complicado que es ser su compañero, a lo que Cohle contesta en tono pausado y consiguiendo prácticamente someter a Marty: “Whithout me there is no you, so type the fucking report, man”.

true detective cohle marty

Cohle (izq.) y Marty repasando el caso.

Los dos caracteres principales son seguramente el gran acierto de la serie, ya que en ellos observamos una dualidad que, en el género policíaco, se suele reservar para personajes que hallamos a ambos lados de las trincheras, es decir, en policía y criminal, generalmente con moralidades opuestas por estar a ambos lados de la ley. En esta ocasión, las importantes diferencias mentales y de concepción del mundo y de la sociedad se producen en los dos policías protagonistas. Es en la exploración de estas divergencias personales cuando la ficción nos regala sus mejores momentos y diálogos que, por suerte, son abundantes.

-Marty- “Eres obsesivo”.

-Cohle- “Tú también eres obsesivo, solo que no es con el trabajo”.

Más allá de la persecución del asesino y de la brillantez de ambos detectives, la serie utiliza saltos temporales para narrar la historia de una modo ágil y tremendamente atractivo. En el inicio, vemos como se alternan los hechos ocurridos en 1995, el hallazgo del cadáver y el comienzo de la investigación, con las entrevistas que mantienen por separado Marty y Cohle en 2012 ante dos detectives y una cámara filmadora. De este modo, el creador nos propone el interesante juego de ver cómo sucedieron las cosas en el 95 y cómo las perciben y explican sus protagonistas diecisiete años más tarde: puede ser que los hechos que vemos y su explicación posterior no siempre sean coincidentes. Además, es ante la cámara cuando Marty y especialmente Cohle realizan geniales monólogos que ahondan en sus personalidades y, en el caso de este último, sirven para exponer su crítica contra la sociedad.

En el quinto episodio aparecerá una nueva línea temporal que marcará un punto de inflexión y que encaminará a la ficción hacia su desenlace y que incluso sentará ante los detectives interrogadores a otro de los personajes principales.

La ambientación tiene una fuerte presencia en esta primera temporada y resulta un acompañamiento excelente a la historia. Los cenagales, pantanos y praderas del sur de Luisiana componen un entorno excelente que le va como anillo al dedo al tono general de la serie, además de las solitarias carreteras secundarias y los antros a los que nuestros protagonistas deben acudir en su investigación. También cabe destacar el genial acompañamiento que supone la banda sonora, apareciendo con medida en los momentos de tensión sin resultar excesiva.

true detective

La iglesia abandonada a la que llegan los protagonistas en el segundo episodio.

Siguiendo con estos aspectos más técnicos, cabe añadir el gran trabajo realizado por Fukunaga en la dirección, en especial en un excelente plano secuencia de seis minutos que vemos al final del cuarto episodio, en lo que resulta ser un ejercicio de cine de alta calidad.

En lo concerniente al reparto, hay un hombre que ha capitalizado todos los elogios que le han caído a la serie en esta dirección. Y con todo merecimiento. No solo por su interpretación en True detective, sino también por participar en The wolf of Wall Street y por recibir el Oscar como mejor actor principal por Dallas Buyers Club, sin duda éste ha sido el año de Matthew McConaughey. En la serie, actúa con una excelencia que pocos esperaban del típico actor hollywoodiense asentado en la comedia romántica, pero ha conseguido bordar un personaje tremendamente complejo y sutil, y ha logrado modular el ritmo de la serie con su tono de voz y su discurso.

Al lado de semejante elemento, otro habitual de la gran pantalla como Woody Harrelson ha sido el encargado de interpretar a Marty Hart en lo que ha sido su regreso a la televisión como protagonista después de Cheers. No ha recibido tantos aplausos como su compañero de reparto, pero la verdad es que Harrelson completa una gran actuación. Solo por poner alguna pega, quizás es que abusa demasiado de torcer el gesto de la boca y sacar mentón en escenas en las que su personaje entra en cólera.

True detective utiliza un elenco bastante reducido y únicamente cinco de sus personajes aparecen en los ocho capítulos, otro de los méritos de la serie que habla de la intensidad de los protagonistas y de la solidez de la historia. Los detectives que interrogan a Marty y Cohle en 2012 son Maynard, interpretado por Michael Potts –recordado en el mundo de las series por ser el genial personaje de Brother Mouzone en The Wire-, y Thomas, al que da vida Tory Kittles –secundario en varias series, como en Sons of anarchy-. Pero el complemento ideal a los personajes principales en una actuación realmente a la altura de la serie lo pone Michelle Monaghan en el papel de Maggie Hart, ejerciendo de moderadora pero también suponiendo un punto de fricción entre ellos y, sobre todo, siendo conocedora del carácter de ambos.

true detective

Michelle Monaghan en el papel de Maggie, la esposa de Marty.

“Rust sabía exactamente quién era (él mismo) y no había forma de convencerle de lo contrario. El auténtico problema de Marty fue que nunca se conoció a sí mismo, así que nunca supo qué quería en realidad”.

El final de la primera temporada también brinda al espectador una gran sensación, ya que finaliza como deberían acabar todas las serie, esto es, cerrando la trama con coherencia, y así ocurre con la historia de los detectives y su viaje a Carcosa y el cerco sobre ‘The yellow king’. Además, acaba mostrando el lado más vulnerable de Cohle y Marty en unos instantes finales en los que ambos encuentran su redención y finaliza, como no podía ser de otro modo, con la gran reflexión de Cohle sobre el bien y el mal: “Once, there was only dark. Ask me, the light’s winning”.

Por todos los aspectos comentados –¡todo ocurre en tan solo ocho episodios!- y por otros tantos que sin duda encontraréis, True detective es asignatura obligatoria para todos los que gusten de una gran historia convertida en enorme serie. Por sus geniales diálogos y no menos brillantes interpretaciones, por el entorno, el ritmo tan propio y la gran banda sonora, y por ser una ficción que utiliza la persecución de un asesino en serie para adentrarse en las mentes de los policías protagonistas, mostrando sus demonios interiores, sus miedos y sus anhelos, no podéis dejar pasar esta nueva joya de la HBO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s